“En medio de la crisis, 2da parte”, la columna de Gerardo Mosqueda. 6 de febrero de 2022

“En medio de la crisis, 2da parte”, la columna de Gerardo Mosqueda. 6 de febrero de 2022

6 febrero, 2022 Desactivado Por Opinión Bajío

En medio de la crisis, dos referentes para un país. (Segunda parte…)

La oposición partidista haciendo lo que sea necesario para estar lo más lejos posible de la sociedad, tal vez con la idea: los ciudadanos vendrán a votar y la oposición de hoy, es lo que hay… que pena han olvidado que se ganan los votos de los ciudadanos mostrando los valores y congruencia en los principios que hacen la diferencia con partidos que cohabitan con la corrupción gubernamental.

La idea de servir a los mexicanos está muy lejos de las prioridades de los partidos opositores, como lo está del MORENA, partido gobernante en el país.

¿Será que el nuevo rostro del viejo PRI para el próximo proceso de elecciones generales lo tendrá Movimiento Ciudadano? Con un dirigente desde hace 25 años, hoy senador que ha sabido recoger a todo lo que dejó el PRI en el camino, pero también lo que va dejando MORENA.

La nación mexicana pasa por el peor momento de su modernidad, con el peor gobierno de su historia, por más que el presidente López quiere compararse con el presidente Juárez, (aún para los que creen que Juárez es un referente de gobernante…) se parece cada día más al presidente López (López de Santa Ana).

La idea de proponer dos visiones, no pasa por una referencia maniquea, no estamos refiriéndonos a blanco y negro… bueno y malo… me refiero a la que proviene de la sociedad, que se puede medir, evaluar, comparar y que gracias a la velocidad de la comunicación satelital podemos elaborar los análisis a gran velocidad por la facilidad que ofrecen los medios digitales de comunicación y la visión que proviene de los que están en el gobierno, que siendo también ciudadanos, están atrapados en las exigencias de sus propias ambiciones y locuras derivadas de su pasión por el poder.

Es verdad que a la visión de tanta sociedad como sea posible, le sigue, en consecuencia, la creación de organismos autónomos, con autoridad específica, que con los recursos que proviene de los mismos ciudadanos, a través de sus impuestos y los diagnósticos necesarios se llega a la conclusión de la creación de dichos organismos para que regulen las acciones del gobierno y son figuras que fortalecen al estado mexicano porque son producto de aplicaciones del derecho que sin lugar a dudas proponen relaciones de armonía entre la sociedad y el gobierno.

También es verdad que dichos organismos, que ven desde la perspectiva de la sociedad dentro del marco constitucional, son atacados por los decretos y cuestionamientos de los recursos que la ley les concede y que el gobierno, al retirarle los fondos y descalificar su procedencia jurídica, lo que está haciendo es desmantelar el estado de derecho, restringiendo la acción de los ciudadanos, pero no solo son los organismo autónomos, también funciones específicas de los otros poderes de la nación, legislativo y judicial…

Así es que tenemos un presidente autócrata, aprendiz de dictador que gobierna desde su perspectiva ignorante y caprichosa cargada de rencores y dispuesto a mantener la polarización entre los ciudadanos sin importarle el daño que produce.

Hoy la polarización está llevando a la sociedad mexicana a indicadores irrefutables, hasta para los ignorantes; el crecimiento constante en el número de mexicanos en pobreza extrema… la distribución de dinero a través de los programas de gasto social no está resolviendo y el número de pobres en nuestro país crece cada mes, falta evaluar si esos recursos están llegando con eficiencia a los destinatarios… pero como el gobierno no está dispuesto a que se le evalúe, no quiere que los mexicanos interesados en conocer los datos de sus programas tengas elementos de crítica y de observaciones, olvidándose deliberadamente que se trata de los recursos que aportan los ciudadanos y tiene derecho a saber en qué se está aplicando dichos recursos.

En estas dos visiones espero que prevalezca:

* la libertad de emprender, de invertir, de intercambiar bienes y servicios consciente de que estimular los mercados con libre competencia genera plusvalías, mejoras financieras y nuevas oportunidades de crecimiento en las economías dentro del marco legal y ético.

  • Y no un gobierno que involuciona a prácticas de paternalismo gubernamental, donde solo los privilegiados del sistema reciben contratos en asignación directa, sin licitaciones, sin competencia por calidad, sin valor agregado sin solvencia moral.

* Respeto por la propiedad privada en todo tipo de bienes, al intercambio de estos bienes para la seguridad económica de las familias.

  • Y no la incertidumbre, la inseguridad en la tenencia de la tierra, en los bienes de capital en las propias viviendas, las herencias, todos los bienes inmuebles, con leyes que desaniman las adquisiciones de dichos bienes y que están estimulando negativamente las inversiones en estos bienes. Cuando un gobierno no tiene pudor alguno en cambiar de opinión y cancelar inversiones millonarias de un aeropuerto, para construir un remedo de aeropuerto, cuando se cancela la inversión en infraestructura para suministro de agua a grandes zonas de población en el país, cuando a los propietarios rurales simplemente se les avisa de las expropiaciones de sus tierras y para el mismo proyecto a los consorcios hoteleros se les ofrecen cantidades millonarias para el mismo proyecto… y siguen sin estar seguros de su viabilidad… con la propiedad privada nadie tiene derecho a estar jugando.

* impulsó a la investigación y desarrollo de la cultura y de la ciencia.

  • Y no la descalificación del Sistema Nacional de Investigadores concediendo a capricho los reconocimientos de los investigadores y sus niveles, cancelando los recursos de los fideicomisos donde se administran los recursos para los proyectos de investigación, descalificando a las instituciones que por décadas han trabajado en la formación científica y cultural como la UNAM, como el CIDE.. desgraciadamente crece el número de investigadores que están buscando irse del país, a donde les valoren con respeto sus proyectos y les animen a seguir trabajando en ellos.

* Que se promueva un sistema político democrático, de derecho y con instituciones independientes.

  • Y no un sistema político a la medida del partido gobernante, cualquiera que sea la línea ideológica de este, que manipula y busca someter a las autoridades autónomas de las instituciones creadas para el respeto de las leyes electorales, con la idea de eliminar vergüenzas como la manipulación del derecho ciudadano de la consulta popular sobre la revocación del mandato constitucional.

El país que se está configurando a partir de la visión gubernamental donde prevalece la sumisión por la necesidad o por la conveniencia, donde prevalece la autocensura por el miedo de recibir las consecuencias de no estar de acuerdo con el gobernante en turno; está haciendo que a la crisis sanitaria, a la económica, a la crisis social le agreguemos una crisis política donde la ley es el “garrote para controlar al que se opone” y la descalificación política y el “trabajo sucio” están dejando entrar a las contiendas electorales a nuevos actores políticos vinculados con la delincuencia.. No creo que le haga algún bien a la dinámica de la sociedad que lo que quiere es armonía, paz y mejores opciones de desarrollo para sus nuevas generaciones… (Habrá parte tres.)

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato