Federación busca eliminar prueba PISA para ocultar malos resultados en educación: UNPF

Federación busca eliminar prueba PISA para ocultar malos resultados en educación: UNPF

3 mayo, 2021 Desactivado Por Opinión Bajío

Mediante un comunicado de prensa, la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) rechazó la decisión del gobierno federal, de eliminar la evaluación PISA, porque con ello se busca ocultar el nivel real de los alumnos y del sistema educativo.

Mediante un comunicado de prensa, repudiaron la decisión tomada por las autoridades federales, es arbitraria y buscaría que no se conozca la falta de resultados del sistema educativo que maneja el actual gobierno mexicano.

Éste es el comunicado íntegro:

“La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) rechaza enérgicamente la decisión arbitraria  de la Secretaría  de Educación Pública y del Gobierno Federal  de abandonar la evaluación PISA porque con ello, se eliminará el último de los instrumentos para conocer el nivel real de los alumnos. Así lo señaló el vicepresidente y encargado de la oficina de presidencia, Ing. Arturo Solís Bravo.

“Exigimos a las autoridades, nos den una explicación lógica que justifique esta decisión a todas luces arbitraria y sin analizar sus consecuencias, el país debe seguir con dicha prueba, pero también las autoridades federales deben dar a conocer los planes de  evaluación, tanto de los alumnos como de los mismos maestros”.

Cabe mencionar  que, gracias a Pisa, sabemos que el 35 por ciento de los estudiantes en el país no han conseguido un aprendizaje suficiente en: matemáticas, ciencias y lectura; cuando en los países pertenecientes a la OCDE es del 13%. Estamos conscientes de que ningún instrumento que evalúe los aprendizajes de los alumnos es perfecto, no obstante, hay que admitir que se realizan esfuerzos metodológicos constantes para elaborar instrumentos lo más precisos posibles. No debemos olvidar, que en el 2018 México participó en un conjunto de 80 países a nivel internacional, lo que nos permitió tener información precisa sobre dichos aprendizajes.

La Unión Nacional de Padres de familia se une a la  exigencia realizada el fin de semana por el Movimiento Nacional Educación con Rumbo y hacemos un llamado “urgente a defender una educación de excelencia que comienza por la evaluación diagnóstica a toda la comunidad educativa: a la opinión pública, a la propia Secretaría de Educación (SEP) así como a su titular Delfina Gómez, a los profesores, investigadores, padres de familia, funcionarios, empresarios, legisladores y todos aquellos interesados comprometidos con el presente y el futuro de México” acotó, Solís Bravo.

El vicepresidente, explicó que “se deben considerar como puntos fundamentales en el proceso de la educación de nuestros hijos porque no debemos olvidar que, al inicio de la actual administración, se suspendió la única medición con la que contábamos para conocer el nivel de aprendizaje de los alumnos como era la prueba PISA. Actualmente no se cuenta con ningún otro instrumento para observar el desarrollo, tanto de los alumnos como de los maestros y del sistema educativo en general. Al suspender la participación de México en la prueba Pisa, perdemos el último instrumento restante para conocer las áreas de oportunidad y mejorar el aprendizaje de los alumnos. Es la única brújula para conocer el rumbo de la educación en México. Y eso no lo podemos permitir”.

Asimismo, detalló “La administración lleva dos años sin proponer líneas que permitan tomar decisiones de política educativa. Nuestro país no cuenta con un sistema propio. El extinto INEE, fue sustituido MejorEdu; el cual se encuentra limitado tanto por la autonomía, como por recursos y facultades. Es importante, evaluar y ser evaluados por órganos externos, porque eso nos permite no ser autocomplacientes. Son procesos en los que se deben invertir recursos, por lo que al no participar en la prueba PISA, dejaremos de contar con el único ojo observador en dicha materia. El gobierno debe acompañar a los maestros y a la comunidad educativa en las decisiones para mejor los aprendizajes. “Sin evaluación no sabremos qué rumbo tomar”, advirtió.

“Es grave que se cancele la participación de la prueba PISA, pero es más grave que no existan explicaciones ni otras propuestas alternativas para la evaluación de los alumnos; reconocemos que se han dado críticas a la metodología de PISA, como en todos los procesos evaluativos, no obstante, también es una realidad que se ha ido mejorando para no sólo sumar calificaciones y porcentajes, sino para detectar cuestiones de contexto que son relevantes en el aprendizaje”.

El extitular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán señaló, estando aún al frente de esa dependencia, que México continuaría con la aplicación de la prueba PISA, en 2018 reveló que alrededor del 50 por ciento de los estudiantes no contaban con las capacidades necesarias para desarrollarse en la sociedad, resultado que consideró servirán de insumo en la toma de decisiones en materia de política educativa.

Por lo que México, necesita desarrollar una política robusta de evaluación del aprendizaje de sus alumnos y de esa manera tomar mejores decisiones y así aumentar el aprendizaje de más de 36 millones de estudiantes. Debe quedar claro que, en cualquier ámbito, es imprescindible medir resultados, pues lo que se no mide no se puede mejorar, lo cual es muy delicado cuando se trata del futuro del país, de nuestros niños y jóvenes.

Remarcó, el vicepresidente, “es inaceptable que, igual que como sucedió con los libros de texto gratuitos, se tomen decisiones arbitrarias sin ningún sustento valido. El tema de fondo es la opacidad, la falta de resultados en el aprendizaje, una visión miope sobre la evaluación. Ante la falta de justificación y/o análisis para retirarse de la prueba PISA, ante ello, exigimos una explicación, creemos firmemente que la comunidad educativa tiene derecho a conocer sus argumentos y justificaciones para cancelar dicho procedimiento, pero sobre todo las alternativas de evaluación que permitan tener insumos y de esa manera poder mejor el aprendizaje”.

Finalizó diciendo “sí el Gobierno se niega a analizar y medir la educación de nuestro país, promoveremos intensamente que, desde la sociedad civil y la comunidad internacional, se realicen acciones que generen información útil y de esa manera conocer la situación real de la educación y el aprendizaje de los alumnos porque no podemos permitir más abusos de las autoridades educativas ni del mismo Gobierno”.