Columnas Entérate Prospectiva

“Mejor en familia”, la columna de Gerardo Mosqueda. 12 de marzo de 2021

Mejor en familia.

Lo de hoy es una reflexión que nos podría venir bien en plena pandemia, en particular después de que hemos saturado nuestras vidas con relatos de las tragedias que se encuentran en nuestro ámbito más cercano.

Me gustaría contar que en nuestra nación se ha controlado en algo… así, en algo, los efectos de la pandemia. Pero es muy poco lo que se puede contar, que sea esperanzador… por ahora hay 2.7 millones de adultos mayores vacunados en lo que va, de la tan manipulada, campaña del partido del presidente y sus pandillas que siguen pensando que el mayor beneficio de la campaña de vacunación está en garantizar que los vacunados votarán por los candidatos de MORENA.

Han evaluado que ya no les alcanza el manejo de los recursos fiscales en dádivas a las personas de la tercera edad, convertidas a programas de gasto social y lo que sigue, lo que les queda por manipular ahora, es la campaña de vacunación. (Tal vez fuera para los planes electorales del presidente la mejor idea, si fuera eficiente, pero tampoco lo es).

Solo por ilustrar un poco esta afirmación, en Estados Unidos se vacuna un promedio de 1,300,000 (Un millón trescientos mil personas al día), en Israel se ha vacunado al 80% de la población… en México Dos millones, trescientos mil personas en cuarenta días. A ese ritmo podrían llegar las elecciones del 2024 y no habrán terminado de vacunar a la población.

Seguimos siendo el país con el más alto índice de muertos entre el personal sanitario, no obstante que algunos de ellos han tenido la fortuna de ser vacunados, mientras que hay personal médico que sigue en contacto con personas infectadas y no cuentan con la protección necesaria.

Derivado de los análisis que hacía el subsecretario de salud y que en sus escenarios llegó a manejar uno de carácter catastrófico estimando hasta 60 mil muertos, como máximo y con extremos que nadie imaginaría… pues hemos pasado y seguimos contando, a 190 mil 357… Aunque en realidad contra el conteo que hizo INEGI en base a las actas de defunción, podríamos estar rebasando el medio millón de muertos derivado de los contagios…

Al gobierno mexicano no le importa atender la salud de los mexicanos, tampoco su recuperación económica, la generación de nuevas fuentes de empleo.

A los ciudadanos si nos importan nuestras familias, no solo por haber sido el día de la familia este domingo y eso crea un ambiente propicio para reflexionar en familia.

En las familias está nuestra visión del futuro deseado y también del futuro posible; ahí se está reflejando el efecto de la crisis sanitaria y económica en que este gobierno tiene metidos a todos los mexicanos, sin idea y sin compromiso para reencontrar a la nación con las vías de desarrollo.

Al gobierno mexicano sólo le alcanza la imaginación para mantener el rancio discurso de la polarización, de la confrontación, de la lucha de frases… los discursos de odio y la operación política para que en las elecciones que vienen los ciudadanos sigan votando a favor de los candidatos del presidente para luego afirmar que la dictadura que viene fue pedida por los mexicanos en las urnas… como si fuera la solución a la revancha propuesta por el presidente López contra todo lo sucedido antes.. Tenga o no tenga razón.

Siguen sin aceptar que la visión que se deriva de los discursos de odio entre la sociedad traen, en consecuencia, una visión daltónica y miope porque el suministro principal de ese discurso de odio es la soberbia de la tribu que gobierna y se manifiesta a través de los dichos del presidente.

Por lo tanto no importa si pasa por encima de las personas, si se burla de los reclamos sociales, no le importa si su amigo, el candidato del MORENA a la gubernatura de Guerrero, presunto violador, afectará su proyecto político en todo el país… la soberbia les hace creer que por encima de las ideologías feministas está la voluntad del populista que vive en el Palacio Nacional.

Las familias mexicanas no son el tema de los que gobiernan, tampoco las mujeres de nuestro país, si la nación sufre por la crisis que vivimos o si las generaciones de jóvenes tendrán que aspirar a una realidad económica como la que vivía nuestro país hace veinte años atrás.

Para dejar claro el momento que vive el presidente; se mandó colocar un muro de acero que rodea el Palacio Nacional; adentro solo se habla de los proyectos inútiles del presidente, es para que no lo distraigan los gritos feministas o afecten las fachadas sus aliadas “feminazis” que están enojadas porque también a ellas les engaño.. Todo se les está revirtiendo a los de la tribu que le tripulan las decisiones al presidente y que le hacen creer que es él quien decide.

Es probable que sea solo un arcaico blindaje para que no entren las ideas de respeto a la dignidad de las personas y en especial por las fechas, el respeto a las familias y a las mujeres… ¿Será que ya no controlan a los encargados de poner la nota destructiva en los eventos del 8 de marzo?

No obstante, las crisis se pueden digerir en medio de la unidad de las familias, donde las acciones solidarias de los hijos mayores con sus padres pueden hacer menos grave la realidad que estamos viviendo.

Donde la cercanía entre los integrantes de la familia es necesaria para encontrar partes de la solución de sus problemas comunes…

En 90 días vendrá el punto de inflexión, el momento de retorno a la ruta del crecimiento económico, vendrá de la sociedad que padece un gobierno, a pesar del deterioro que produce la torpeza y necedad de sus decisiones, vendrá de las familias que se mantienen unidas porque así son fuertes.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato