Entérate Opinión Bajío Región

Urge Diócesis de Irapuato a población a no relajarse ante regreso a semáforo naranja

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- Ante el regreso a semáforo sanitario naranja a partir de éste lunes 22 de febrero, la diócesis de Irapuato llamó a la población a no relajar las medidas sanitarias, ya que sigue una alta incidencia de contagios y muertes.

“Es cierto, vamos al semáforo color naranja aquí en nuestro querido Guanajuato, pero que no signifique relajar medidas, tendremos que tener más cuidado porque ayer sábado, me comentaban que en el centro ya había mucha gente, como si al decir ‘vamos a estar en naranja’ es decir “se acabo el virus” y no es cierto; a mí me duele mucho , ayer mismo tres personas muy cercanas fallecieron, en diferentes lugares. Entonces no podemos relajar las medidas, tenemos que seguir adelante, como iglesia tendremos que seguir adelante”, señaló el obispo de Irapuato Enrique Díaz Díaz.

Indicó que aunque han sido tiempos muy difíciles, la sociedad debe entender que la realidad no volverá a ser igual y que la misma Iglesia Católica deberá encontrar nuevas formas de realizar su trabajo. En éste momento, hay dos sacerdotes en la diócesis de Irapuato que se encuentran muy graves por el coronavirus, uno en Irapuato y otro en Pénjamo.

“Seguimos con muchos muertos, no podemos decir que ya la libramos, no. Creo que necesitamos seguir cuidándonos; platicaba con el secretario de Salud y decía que a veces es mencionar lo de los semáforos, porque necesitamos seguir cuidándonos. Cuando estaba el semáforo en rojo siguieron haciendo fiestas privadas o seguían siendo imprudentes, necesitamos crear la conciencia personal… no solo cuidarme yo, sino cuidar a los demás”, finalizó el obispo de la Diócesis de Irapuato Enrique Díaz.