Entérate Región

Ceniza para llevar o colocada en la cabeza, nueva realidad de cuaresma

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).– Éste miércoles de ceniza, los feligreses vivieron un inicio de cuaresma, alejados de los eventos masivos que marcaban todos los ritos rumbo a la semana Santa.

Ahora, ante la crisis sanitaria que está lejos de terminar -pese a los demasiado optimistas discursos oficiales- se llevó a cabo el rito de la imposición de la ceniza con medidas extraordinarias.

Templos al mínimo de su capacidad, colocación de la ceniza en la cabeza -en lugar de la frente como era tradicional- y omisión de las palabras “polvo eres y en polvo te convertirás”, se sumaron a la más novedosa: recibir ceniza bendita en una bolsita de celofán, para que las familias se la impogan en sus casa.

“Por tema sanitario, podemos entregar las bolsitas con ceniza, para cuidar la salud. Poca gente ha acudido a los templos a comparación de otros años, pero en este momento, hay que cuidarnos”, señaló el rector del Templo del SDeñor de la Salud, José de Jesús Flores.

Explicó que recibir la ceniza es un signo de penitencia, manifestando arrepentimiento y deseo de conversión,

Las cenizas vienen de las palmas bendecidas el domingo de ramos del año anterior, de la quema de objetos devocionales como estampitas y se queman en un recipiente adecuado.