Entérate Estado Opinión Bajío

Preocupante inicio de 2021 en Guanajuato, por grave violencia: Diócesis de Irapuato

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- Las masacres, asesinatos, levantones y hechos violentos que se han registrado en el inicio del 2021 hacen que el panorama para el estado sea muy preocupante, porque además se juntan con unas elecciones que parecen estar marcadas por la confrontación y la agresión.

Así lo advirtió el obispo de la Diócesis de Irapuato Enrique Díaz Díaz, quien se mostró preocupado por lo que se ha vivido en los primeros días del nuevo año.

“Yo lo veo preocupante en muchos sentidos, porque a mayor pobreza, a mayor necesidad se va a también propagando los diferentes actos delictivos y parece que no hay un control. Me dan preocupación los mensajes de las elecciones que habrá, los mensajes no son propositivos, sino descalificativos y agresivos que no ayudan a ir formando un ambiente de paz sino agresivos; necesitamos abonar todos, buscar quien se pueda hacer responsable, pero mientras sea en confrontación no vamos a salir adelante”.

Indicó que vió con tristeza como el estado de Michoacán –que históricamente es de los mas violentos del país- ha colocado “blindaje” en los límites territoriales con Guanajuato, ante la grave ola de inseguridad que azota ésta entidad desde hace varios meses. Dijo que no es posible callar o negar la gravedad de lo que se está sufriendo en Guanajuato.

“A veces le da a u o tristeza, yo soy de Michoacán que siempre ha sido en los lugares más violentos y todavía se sigue considerando, me da tristeza que decían en ese estado que tenían que blindar las fronteras con Guanajuato como con miedo, han sido muy dolorosos estos días con estas masacres pero también los otros homicidios, los otros secuestros y cosas que ha habido en nuestro Guanajuato, no podemos quedarnos callados, debemos decir lo que está pasando, no para solazarnos, ni para enfrentar a nadie, sino para decir necesitamos ir trabajando, todos: iglesia, escuela, instituciones y sociedad civil”, finalizó el obispo de Irapuato Enrique Diaz Díaz.