Columnas Expresión es

“El último día del año”, la columna de Ulises Centeno. 31 de diciembre de 2020

Expresión es…

“La esperanza es la confianza de que algo tiene sentido… sonriamos a la vida, cuídate, cuida”

Caruli

Está por concluir el dos mil veinte, un año particular, que inicié como muchos, seguramente, con ilusión, planes y quizá en “cierta zona de confort”, que con en el pasar de los días nos deja lecciones, retos y una nueva sensibilidad sobre la vida: la que transcurre día a día, minuto a minuto, la que nos desafía a vivirla aprendiendo y reconociendo, la que nos invita a valorarla y disfrutarla con más ganas, entusiasmo y conciencia, la que me motiva a valorar los pequeños detalles, momentos, experiencias y personas.

Es común que al finalizar el año hagamos un balance y con él, una lista de propósitos e intenciones para el año que está por comenzar, más creo que sin duda esa “revisión” debe ayudarnos a hacer un verdadero alto en el camino, reconocer aquello que es imperante cambiar en nosotros y diseñar no una larga lista de deseos, pero sí un “Proyecto a Vivir” para el dos mil veintiuno.  

He realizado un pequeño ejercicio que hoy quiero compartir con ustedes: primero dobla una hoja en 4, numera cada cuadrante, en el 1; anota reconozco, en el 2; agradezco, en el 3; adiós y en el 4; ¡Hola!, al centro anota tu nombre y en cada cuadrante escribe de acuerdo a la siguiente guía: (te recomiendo si gustas poner algo de música relajante o inspiradora)

  1. Reconoce los logros y aquello que quedó pendiente de realizar y valora que tan importante es para tu proyecto de vida realizarlo.
  2. Agradece las nuevas experiencias, desafíos, aprendizajes, personas, dificultades, amistades, éxitos y áreas de oportunidad.
  3. Despide ¿a qué hay que decir adiós?, ¿a qué hay que renunciar?, ¿qué debo soltar?, ¿qué hay que limpiar en mí y en mi casa?
  4. Abraza ¿qué o quiénes te motivan?, ¿qué te impulsa lograr las cosas?, define 3 ó 5 ideas que quieras alcanzar o reforzar y complementa con lo que quedó pendiente y aún quieres realizar.

No tienen nada de malo imaginar y planear el porvenir, tener metas y luchar por ellas, tampoco tiene nada de malo ser del aquí y el ahora, 2020 sin duda nos enseñó que la existencia se da en tiempo presente, y disfrutar un día a la vez y lo que verdaderamente importa es darle un sentido con responsabilidad.

El problema es que, si nuestro proyecto a vivir está basado en exigencias sociales, en el tener más que en el ser, y todas nuestras acciones y esfuerzos se dirigen a conseguir a costa de lo que sea lo material, sin duda, sacrificaremos lo más importante, el hoy…. el presente, el aquí y el ahora; los pequeños detalles.

Al escribir esta reflexión, disfrutaba de un buen café, escuchaba la canción de Violeta Parra “Gracias a la vida”, busqué etimológicamente varias palabras: propósito, vida, prosperidad, agradecer, reconocer y llegué a una conclusión: “Hoy es vital tener noción, mirar hacia adelante y con gratitud, para tener éxito en lo que sucede.”

Orar, sí por la vida,

orar, sí por las y los que sufren,

orar, sí por el dolor que no sabemos comprender,

orar, sí por la esperanza,

orar, sí por aquellos que en un suspiro manifestaron su amor,

orar, sí por ti, por ustedes, por nosotros, por nuestra familia,

orar, sí por los que nunca vamos a olvidar,

orar, sí por un día, por un año más.

¡próspero 2021! L.E. Carlos Ulises Centeno López