“Destruyendo al estado”, la columna de Gerardo Mosqueda. 1 de octubre de 2020

“Destruyendo al estado”, la columna de Gerardo Mosqueda. 1 de octubre de 2020

1 octubre, 2020 Desactivado Por Opinión Bajío

Destruyendo al Estado.

Desde el día que los diputados mexicanos recibieron el proyecto de ingreso y la iniciativa de gasto del gobierno mexicano se han venido acumulando elementos que complementan el pronóstico de un ejercicio presupuestal con serias dificultades en el cumplimiento de los compromisos básicos de la administración pública federal. Prácticamente todos los rubros del gasto público se verán disminuidos excepto las necedades del presidente López: la refinería, el aeropuerto de Santa Lucía, el tren maya, entre otras y seguir quitando dinero del gasto público para abonos a la deuda de PEMEX y CFE sin importar que se sigue deteriorando la capacidad del país de entrar a la agenda de energías limpias.

Mientras la iniciativa privada hace esfuerzos por recuperar la planta productiva y generando pausadamente nuevos puestos de trabajo, al gobierno mexicano le siguen apareciendo evidencias de corrupción y crece la descomposición interna al gobierno, los buenos funcionarios (porque estoy seguro que sigue habiendo buenos funcionarios) intentar resolver lo que las políticas públicas indican, pese a la irresponsabilidad de los funcionarios que obedecen ciegamente los caprichos del presidente.

La pandilla que ocupa los cargos de trabajo cerca del presidente cada día tiene más dificultades para ocultar las trampas con las que se gobierna al país, ahora resulta que el cheque de dos mil millones de pesos que le entregó la fiscalía al presidente, no fue aceptado en el instituto para regresarle al pueblo lo robado, porque no procede ese recurso de un acto de corrupción sino de un litigio entre el INFONAVIT y las empresas de vivienda que actuaron fraudulentamente con el instituto.

El presidente ordenó que le entregara los dos mil millones de pesos y que se usarían esos recursos para pagar el valor de los premios de la rifa del avión que no fue rifado; ahora no puede disponer de ese dinero…

¿De donde está saliendo el dinero para pagar los boletos premiados?

En el instituto para devolverle al pueblo lo robado está sucediendo uno más de los capítulos de la corrupción desatada qué hay en la actual administración y su director presenta la renuncia no sin antes dejar cinco cuartillas de pormenores por los que se retira del cargo en el instituto donde todo es fraudulento, robo descarado, manipulación de las subastas para beneficiar a interesados del propio gobierno con los bienes subastados… el director se va porque ya no puede contener la corrupción de los funcionarios y sus cómplices.

El actual gobierno ha salido corregido y aumentado en cuanto a corrupción se refiere; ya no hay dinero que alcance entre la ineficiencia para administrar los recursos etiquetados para gasto social, los desfalcos al gasto corriente gubernamental para seguir suministrando dinero a las empresas quebradas del gobierno y la corrupción en todas las dependencias gubernamentales y para-gubernamentales… eso podría explicar la declaración del secretario de hacienda cuando se refería a que “ ya no hay guardaditos.

¿Les estará diciendo a los funcionarios de la transformación de cuarta que le midan al saqueo porque no hay de donde reponer lo que se lleven?

Las discusiones sobre el presupuesto 2021 seguirán subiendo de tono mientras se llegan las fechas en que tengan que declarar aprobado lo que quede de presupuesto… es decir, hasta donde les va a alcanzar el tiempo para desmantelar, desestructurar, el servicio público del gobierno federal. Esta semana, por ejemplo se debatirá cómo se dejen sin recursos 42 fideicomisos, todos tiene que ver con ciencia, tecnología, educación, cultura. La propuesta de las tribus de MORENA es dejar sin recursos a todos los fideicomisos.

El gobierno mexicano tiene prisa en precarizar toda la actividad productiva del país, en destruir todo lo que dé posibilidad de salirse de las estrategias del grupo en el poder, desmantelada toda actividad productiva, dejar los recursos públicos disponibles para reforzar la sumisión de los mexicanos que reciben recursos públicos en tanto llega el proceso electoral del 2021.

Lejos de un razonamiento dialéctico y de una lucha de frases… estamos ante un juego de tiempos y movimientos para dejar preparada la elección que le daría al grupo en el poder el margen de maniobra necesario para repetir condiciones de control de los poderes del estado.

Esta es una de muchas razones por las que el gobierno mexicano se siente afectado por las expresiones de defensa del derecho a la libertad de expresión, le afecta de sobremanera al presidente López que de 100 columnistas de medios de comunicación 95 solo se refieran a la corrupción del gobierno, a las mentiras del presidente, a la ausencia de acciones del Estado Mexicano, a la destrucción del propio Estado polarizando a la sociedad con los discursos de odio del presidente hacia los ciudadanos que se atreven a pensar diferente pero confiado que “su mercado electoral” lo mantendrá con las dádivas de los programas de gasto social.

Los buenos mexicanos, los que han puesto en alto a la patria mexicana por sus logros en el ámbito científico, artístico, deportivo, empresarial, académico pueden ver en alto riesgo sus actividades, los avances de sus proyectos, la viabilidad de sus desarrollos, a menos que encuentren la manera de sinergizar entre todos, con la misma visión: evitar que la nación mexicana entre en recesión, que se paralice la generación de proyectos productivos porque ya no hay confianza en las autoridades, porque el gobierno está destruyendo al estado mexicano.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato