“Si le dan risa las masacres”, la columna de Gerardo Mosqueda. 24 de marzo de 2020

“Si le dan risa las masacres”, la columna de Gerardo Mosqueda. 24 de marzo de 2020

24 septiembre, 2020 Desactivado Por Opinión Bajío

Si le dan risa las masacres…

Después de mentir, como acostumbra, pidió que le mostraran al medio de comunicación que publica la nota de las masacres en nuestro país… una más de las que suceden cotidianamente y riéndose (no logró comprender de que se ríe el presidente… de la nota, de la masacre, de sus mentiras, de sí mismo… se ríe de no poder explicar qué sucede exactamente lo contrario de lo que el propio presidente está afirmando.

¿Porque no habría de pensar que el presidente pierde el sentido de la realidad y su capacidad de reconocer su entorno y al mismo tiempo todo el grupo en el poder “se voltea” para no ver lo que el presidente hace, para no ser parte de la nueva barbaridad, la que se está gestionando el día de hoy, la que se agrega a la interminable cuenta de asuntos que están paralizando la economía del país, que están confrontando a los mexicanos y que suben de nivel las tensiones?

También es lógico pensar que dentro de su pandilla en el poder están los que le aconsejan, los que le preparan, los que se dicen al oído lo que debe hacer cada día y que no tiene que ver con las políticas públicas, ni los proyectos de infraestructura, ni el cumplimiento de los mandatos constitucionales para que los mexicanos tengan acceso a los servicios.

El presidente gasta su capital político y la aprobación de su gestión por parte de los ciudadanos se diluye a una velocidad que tiene muy preocupados a los miembros de las pandillas con las que negoció los apoyos para llegar al poder presidencial.

Un caso que es referencia en muchos países donde también está polarizada la sociedad porque sus gobiernos han buscado como combinar la crisis sanitaria, con la descomposición económica y su incapacidad de regresar a rutas de recuperación es la famosa rifa qué pasó de ser, durante casi dos años, el gran distractor a ser la burla, hasta de los propios seguidores.

De los seis millones de boletos que el presidente aseguraba que harían filas para ir a comprarlos; solo vendieron al pueblo quinientos mil, los demás se colocaron a presión con mexicanos a los que el presidente descalifica como fifís, con dinero de los impuestos mandó regalar a los centros de salud y algunas escuelas, obligaron a servidores públicos y sindicatos y con dinero del litigio de INFONAVIT le aportaron dos mil millones de pesos, los restantes no se vendieron… es decir, tuvo interés en su rifa que no rifa el avión el 0.4 % de los mexicanos. Lo mismo pasó con la campaña de firmas para solicitar la consulta popular al senado y ver si es procedente el enjuiciamiento a los expresidentes… todo el aparato político del partido en el poder no logró las dos millones de firmas y el presidente tuvo que solicitar como titular del ejecutivo… después de un día aparecieron misteriosamente las firmas que faltaban.

Los líderes de las tribus ya no le quieren hacer esos “trabajitos” al presidente porque sólo los distraen de sus proyectos personales de cara a las próximas elecciones.

A los grupos políticos (tribus) en el poder no les importa el cumplimiento del mandato constitucional… ellos no llegaron a los puestos para servir a la sociedad mexicana.

Les importa estar en la posición de mayor acceso al poder, a los recursos públicos, a la posibilidad de más negocios.

En medio de esas, nada nuevas, ambiciones, las prioridades de las tribus están en la agenda electoral del 2021 y de momento en los ajustes de cuentas dentro del propio MORENA, cada tribu con su agenda y aprovechando la polarización en la sociedad para seguir operando y manipulando a sus seguidores sean pagados con recursos para gasto social o quedando a deber para cuando ocupen los nuevos cargos y tengan la oportunidad de cobrarse lo que invierten y la respectiva utilidad. Por el momento sobran nombres en los registros para las plantillas a la dirigencia del partido del presidente, de ahí vendrán muchos de los nombres para las nuevas posiciones políticas en todo el proceso electoral.

Es posible que este fin de semana se le haya congelado la sonrisa al presidente con la aparición en el centro de la ciudad de México de los miles de seguidores del movimiento FREENA quienes cumpliendo con sus acuerdos decidió tomar el zócalo capitalino para presionar a que renuncie el presidente y pare de hacer más daño a la sociedad mexicana. El primero de los movimientos sociales de mexicanos que decide tomar las calles de la ciudad hasta ver al presidente López presentando la renuncia a su cargo.

El mismo día en las redes sociales aparece por primera vez una convocatoria de los católicos mexicanos a una original peregrinación virtual a la basílica de nuestra Señora de Guadalupe. Otros miles de movilizaciones, convocada por jóvenes.

Los ciudadanos no parecen estar buscando salidas a sus crisis económicas o sanitarias como una catarsis… es el hartazgo de la sociedad ante un gobierno incompetente, indolente y cínico.

La pregunta sigue siendo la misma: ¿De qué se ríe el presidente? Cuando lo que tiene en imágenes es la información de masacres en nuestro país. El presidente está entre una combinación indescifrable de ideologías y otra combinación igual de patologías. El auto nombrado luchador social es ahora represor de la libertad de expresión, sistemático violado de la ley, arbitrario en el manejo de los recursos públicos y el referente actualizado de corrupción… ya no hay que ver a los anteriores gobiernos para hablar de corrupción, la actual administración está sin control sobre los recursos públicos.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato