Entérate Irapuato

Ésta es la historia de la cigarrera “El Águila” en Irapuato, que fomentó el desarrollo de la ciudad

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- En 1925, la cigarrera ‘El Águila’, perteneciente a la compañía trasnacional inglesa British American Tobacco,se instaló en Irapuato luego de comprar la cigarrera ‘La Industrial’.

‘El Águila’, operó en el municipio durante 57 años aproximadamente. En 1982 cerró sus puertas.

Dulce Vázquez Mendiola, directora del Archivo Histórico, compartió que, durante los más de 50 años en operación, esta cigarrera fue una fuente de trabajo importante, principalmente para las mujeres, además de ser uno de los empleos mejores pagados, pues llegaron a ganar hasta 14 pesos diarios, un excelente sueldo para la época.

“Tenían muchos privilegios, tenías vacaciones, aguinaldos, enfermerías, servicios médicos, e incluso llegaron a tener una casa cuna a lado de las instalaciones, para que pudieran dejar a sus hijos”, explicó.

Vázquez Mendiola, agregó que, mientras se construían sus nuevas instalaciones, ‘El Águila’ operó en las instalaciones de la cigarrera ‘La Industrial’, que se encontraban en la calle Allende, donde ahora se encuentra la escuela Liceo Cervantino, para después cambiarse a la calle Leandro Valle, en donde hoy es el Pasaje ‘El Águila’.

La cigarrera ‘El Águila’, llegó a Irapuato por la gran comunicación ferroviaria, lo que facilitaba la transportación del tabaco que venía de Nayarit, insumo con el que se fabricaban cigarros de la marca Faros, Casinos, Alas, Bohemios, Argentinos, Montecarlo y una gran variedad más.    

Algo que caracterizó a ‘El Águila’, fue la mecanización del trabajo, al contar con máquinas alemanas, la confección de máquinas chinas y americanas, lo que hizo a un lado la producción artesanal que hacían las mujeres, que era el encajetillado, con cartón que era pegado con engrudo.

Por ser una de las fabricas con mejores instalaciones y procesos, era muy atractiva para empresarios, políticos e industriales, lo que provocó que para 1928, se contara con la visita del general, Álvaro Obregón a las instalaciones, poco antes de su muerte.