Entérate Salamanca

Anuncia operativo de seguridad en zona comercial de Salamanca, ante ataques armados contra comerciantes

Salamanca, Gto. Después de los asesinatos y ataques contra los comerciantes del mercado Tomasa Esteves y la periferia, mismos que se han visto obligados a cerrar por el miedo y la falta de seguridad, el gobierno de Beatriz Hernández anunció que implementarán operativo de seguridad.

Cabe mencionar que se han registrado dos ataques contra los comerciantes del mercado Tomasa Esteves, que han cobrado la vida de tres hombres y que la madrugada de este sábado, en las inmediaciones del mercado, fueron abandonados dos cuerpos a pesar que desde horas antes había seguridad.

Ahora el gobierno morenista del municipio, a cargo de Beatriz Hernández Cruz informó -como ya es costumbre- con un comunicado que realizará un operativo.

“La estrategia que se realiza en Salamanca, como en las inmediaciones de los mercados municipales, donde se implementa el dispositivo de seguridad y salud para proteger la integridad de las y los salmantinos.
Por la seguridad de locatarios, proveedores y usuarios, la Dirección de Seguridad Pública coordina los filtros preventivos; con la participación de Guardia Nacional, Movilidad, Transporte y Vialidad, Servicios Públicos Municipales, además de Fiscalización y Control para el ordenamiento comercial en la zona, que permita una mejor operatividad ante cualquier eventualidad.
Los filtros de seguridad contemplan la proximidad social, la revisión aleatoria de personas, al interior y exterior de mercados, así como de unidades de transporte público para garantizar el bienestar de usuarios, por lo que se pide a la ciudadanía su cooperación”, informó en la misiva.

Con ello dijo que se espera ” evolver a nuestras calles la paz y tranquilidad que todos merecemos”, discurso que en su campaña política prometió.

Sin embargo, los policías municipales no están armados, al no tener la licencia colectiva; ha anunciado que la Guardia Nacional colaboraría, incluso se acaba de dar el cuarto cambio de director de policía, quedando la seguridad en manos federales.