Entérate Estado Nacional e Internacional Opinión Bajío Región

Es oficial: se pospone reapertura de templos católicos en Diócesis de Irapuato, ante alza de contagios por COVID-19

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- Debido a que los contagios y muertes por Coronavirus en Guanajuato van a la alza rápidamente, la diócesis de Irapuato ha suspendido la reapertura de templos católicos que estaba programada para el 28 de junio.

Mediante un video en sus redes sociales, el obispo Enrique Díaz Díaz indicó que hay mucha necesidad espiritual y esperanza de los feligreses de poder retomar las celebraciones eucarísticas, por lo cual se había puesto como fecha el 28 de junio para poder reiniciar actividades religiosas.

Sin embargo, la escalada de contagios y decesos por COVID-19 en la entidad confirmó que aún no hay condiciones sanitarias para ello.

“Habíamos propuesto como posible fecha de apertura el Domingo 28 de Junio, pero nuestro Estado ha tenido un grave incremento tanto de contagiados como de defunciones que enlutan nuestros pueblos y nuestro hogares. Nos duele, los acompañamos en su dolor, lo hemos vivido en carne propia y solamente la esperanza en el Señor Resucitado nos anima y
reconforta en esos momentos”.

Por este motivo, anunció que se pospone de manera indefinida la suspensión de eventos y ceremonias religiosas. Pidió a los fieles seguir las transmisiones por redes sociales y confirmó que mientras tabto, se trabaja para tener protocolos sanitarios e insumos necesarios, para cuando se retomen las actividades.

“Por estas razones, buscando únicamente el respeto y cuidado de la vida y de la salud del pueblo que el Señor nos ha confiado, después de consultarlo y dialogarlo, he decidido que esperemos un tiempo más y vivamos nuestras celebraciones a través de las diferentes transmisiones de la Eucaristía que casi todas las parroquias ofrecen por diferentes medios. Seguiremos preparándonos para esta nueva realidad que se nos presenta y que nos reta a buscar nuevos caminos de evangelización, de cercanía y acompañamiento en especial a los más necesitados y a quienes se encuentran más solos”.

“Estamos preparando nuestros templos con los protocolos e insumos necesarios para la seguridad de todos. Será un camino largo y novedoso, pero siempre con la seguridad que nos ofrece Jesús en su palabra que
insistentemente nos repite: “Yo estoy contigo”. Agradezco mucho la entrega de todos los sacerdotes tanto en su ministerio de evangelización y celebración como en las diferentes formas en que se han organizado
tratando de aliviar la necesidad de quienes han sufrido más en esta situación. Mi reconocimiento y agradecimiento a la bondad y generosidad de todos los que han hecho posible sostener estas obras en medio de tantas dificultades. Les pido nos unamos en oración y esperanza de la mano de nuestra amorosa Madre de la Soledad que siempre nos acompaña. Pidamos al Señor del Hospital nos conceda vida, salud y fortaleza para salir adelante en esta pandemia”, indicó Enrique Díaz Díaz, Obispo de Irapuato.