Columnas Entérate Prospectiva

“No hay límite”, la columna de Gerardo Mosqueda. 8 de Junio de 2020

NO HAY LÍMITE…

No hay respuesta del presidente López a las consecuencias de la pandemia, durante un mes mantuvo la mentira de que habíamos domado “la curva estadística de contagios” cuando cualquier mexicano que ve las mismas cifras llega a la conclusión contraria, como en realidad es, no solo se ha domado nada… la velocidad de contagios ha crecido, el número de contagiados y lamentablemente el número de muertes también.

“ La pandemia es un invento de los conservadores” para impedir que salga de gira, que dé las banderas de salida a las obras del tren maya… toda una semana visitando lugares del sureste y la península para comunicar el mensaje más insulso y mentiroso que se puede decir.

Sin el interés de los ciudadanos, usando para la simulación los trenes que alguna vez le dio salida Porfirio Díaz, de carga, con grafitis, sucios y en medio de reclamos y términos altisonantes de parte de los ciudadanos que le grita que les cumpla, que tienen hambre, que no tienen para darle de comer a sus hijos. El presidente de México ni los ve, ni los oye… todas las respuestas del presidente están en un reducido número de palabras, que se repiten cada día, independientemente del grupo de ciudadanos que se encuentre presente.

La conducta obsesiva del presidente en todos sus actos comunica la inseguridad y ansiedad que le produce quedarse solo, cada vez más solo… el temor de los miembros del gabinete a “desobedecerlo”, a las rabietas y gritos con que trata a sus subordinados, a tener que hacer lo que él manda aunque coincidan que no tiene la razón, ha llevado a secretarios de estado que prefieren no estar cerca y cada día más mexicanos llegamos a la conclusión de que este presidente no es líder de ningún proyecto, el país no tiene un proyecto.

Los activos de la izquierda, los que trabajan para que se perfile un modelo comunista en el país, especialmente porque se creen los autores del “proyecto”, los que le han dicho a Maduro que trabajarán por traer la revolución bolivariana a México también se quejan de que el presidente perdió el control y actúan con prisa para lograr “algo” antes de que se descarrile todo.

Nuevas voces de las estructuras de morena, buscan con ansiedad que el presidente no sea el culpable de la tragedia que vivimos por la pandemia. El único país donde la autoridad se sigue burlando de los ciudadanos, jugando con los términos de salud en una emergencia sanitaria como no hemos tenido nunca. Solo que ahora le toca al subsecretario ser el culpable. Ahora es la Federación la que le está endosando los temas de la pandemia a los estados y se desentiende de las consecuencias con el argumento de respetar la autonomía de las entidades… pero sigue sin mandar recursos a los estados para adquirir nuevos equipos, que por desgracia se van a necesitar.

El país entero está “volviendo a la normalidad “cuando más alto es el nivel de contagio, cuando más riesgo tenemos de que salga de control la pandemia.

El gobierno mexicano sigue sin aplicar estudios, sigue mintiendo en las estadísticas, sigue ocultando información, sigue creciendo el número de contagios y sigue creciendo el número de mexicanos muertos… todo esto se podría evitar en un amplio porcentaje pero al presidente y a su gabinete y a su partido no les importa.

Es un alivio parcial que los estados estén tomando las riendas de la atención de los contagiados, siempre será mejor atenderlos que no atenderlos… muchas vidas se podrán salvar.

La transformación anunciada por el presidente López es hoy la peor tragedia de la historia de nuestro país, con epidemia y con una crisis económica que apenas empieza y que el gobierno se empeña en ignorar… caminamos irremediablemente a un país en confrontación.

Sigue vigente llegar a soluciones democráticas, si los seguidores de López no logran desestabilizar al país con acciones anárquicas como las que estamos viendo en la cd de México y en Guadalajara.

La solución democrática es más importante que nunca en la vida del país y depende de los ciudadanos, en la medida que seamos menos espectadores y más activos en reconstruir nuestro país. Es verdad que se requieren acciones de rescate.

También es verdad que los canales de actuación democrática en nuestro país son muy reducidos; así los dejaron los partidos políticos, actuaron con la miopía que les permitió el juego de reparto del poder. Hoy tiene la oportunidad de hacer verdaderas alianzas con líderes de la sociedad, tiene la oportunidad de renovar sus listas de militantes y enriquecer su militancia con la participación de nuevos perfiles.

La poca credibilidad que tienen los partidos no se resuelve con promesas nuevas. Se resuelve con nuevos perfiles, nuevos liderazgos. Su renovación es ahora.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez, Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato