Laboratorio de Lofoscopia de la FGE, herramienta imprescindible para esclarecer crímenes

Laboratorio de Lofoscopia de la FGE, herramienta imprescindible para esclarecer crímenes

20 abril, 2020 Desactivado Por Opinión Bajío

Guanajuato, Gto. (Opinión Bajío).- La Fiscalía General del Estado cuenta con un Laboratorio de Lofoscopia Forense que de manera certera proporciona información científica sobre las huellas, dactilares o de otras partes del cuerpo de una persona, localizadas en alguna escena del crimen, identificándose y abonando de manera técnica al esclarecimiento de hechos delictivos

El Laboratorio está avalado por ANAB, el proveedor de acreditación más antiguo establecido, según las normas ISO, para agencias forenses en los Estados Unidos, lo que le permite a la Fiscalía de Guanajuato ser una referencia nacional para el estudio de los diversos indicios de este tipo, encontrados en múltiples escenas de investigación e identidades de personas vivas y muertas.

“El trabajo que se hace en la Fiscalía General del Estado es analizar las huellas lofoscópicas, principalmente las dactilares encontradas en los lugares de investigación, así como las que se recaban de los cadáveres o de las personas, y es bajo cuyo análisis, que se tiene certeza de la identidad legal de la persona”, refiere uno de los peritos expertos en lofoscopia.

Agrega que esta ciencia se clasifica o subdivide según la región del cuerpo que se estudia y el uso de mayor utilidad es la identificación de las personas por medio de sus huellas dactilares, que se ingresan al sistema automatizado de identificación AFIS, enlazado a nivel nacional, lo cual permite la búsqueda de candidatos para realizar las comparaciones y en su momento establecer la identificación correspondiente.

Los operadores pueden ingresar y hacer comparaciones de material lofoscópico, también se cuenta con comparadores manuales, en donde se realiza trabajo de comparación de las huellas en duda con las de una persona, para determinar si tuvo intervención en un hecho delictivo.

Los peritos realizan el estudio o examen de una huella dactilar a través de esta disciplina y, con apoyo de herramientas tecnológicas de alta generación, clasifican las características de los relieves existentes en la superficie de fricción de manos y pies para la identificación de personas. Dichos relieves o lofogramas, de acuerdo a su ubicación, reciben un nombre característico, así, el estudio de los dibujos formados por las crestas localizadas en las falanges distales de los dedos es lo que conocemos como dactiloscopia.

Para este tema es importante aclarar que la lofoscopia no sólo se refiere al estudio de las huellas de los dedos en las manos, sino también de otros fragmentos o impresiones que pueden dejar algunas otras partes del cuerpo, sobre superficies lisas que puedan ser reveladas y levantadas mediante técnicas especiales como polvos o luces especiales.

Dentro del trabajo diario que la Agencia de Investigación Criminal realiza, como auxiliar del Ministerio Público, la lofoscopia es una disciplina muy importante, puesto que permite el reconocimiento de una persona de manera directa y ágil, relativamente rápida y segura.

Con esta ciencia se ha logrado la identificación de presuntos culpables de algún delito y con la utilización de las bases de datos, como la de AFIS, es posible identificar si las personas tienen algún registro criminal previo.