El maestro pintor José Oropeza López partió hacia la eternidad

El maestro pintor José Oropeza López partió hacia la eternidad

13 febrero, 2020 Desactivado Por Opinión Bajío

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- Él se sentaba en su estudio detrás de su ventana y mientras miraba el jardín,solía decir que por ahí pasaban dos personas;”la muerte y la inspiración”; el maestro José Oropeza López, pintor destacado, falleció en su municipio natal entre las plantas de fresas que lo vieron nacer, crecer y desarrollar su talento con el que mostró al mundo con sus obras a Irapuato, la Capital mundial de la fresas.

José Oropeza nació el 14 de Julio de 1942, fue procreado por María Cleofas López y Domingo Oropeza Miranda; sus padres se dedicaban a cultivar fresas, de ahí tomó el arraigo a esta tierra fértil y la frutilla que dá identidad de los irapuatenses.

Quienes lo conocieron y convivieron con él, lograron ver al igual que su familia como se desarrollaba poco a poco en la pintura; a los 16 años llegó su primer oportunidad, cuando el pintor y muralista internacional Salvador Almaraz lo invitó a colaborar con él y juntos crearon el mural de 240 metros cuadrados “Padre Eterno”, en el interior de la iglesia Nuestra Señora Santísima Madre de la Luz ubicada en la colonia Bondojito de la Ciudad de México.

10 años después, en 1968, Almaraz y Oropeza en el municipio de Irapuato volvieron a trabajar juntos; Oropeza auxilió al maestro en la creación del mural “Las Revoluciones”, que se ubica al subir las escalinatas de la hoy presidencia municipal, mismo que fue terminado en 1969.

Oropeza poco a poco fue ganando terreno en su obra; siempre se caracterizó por pintar todo lo relacionado con las Fresas, desde la creación de las canastas, la plantación y cultivo de la frutilla. Hoy los mejores cuadros del maestro Orozco adornan las casas de Irapuato, en ellos plasmó los orígenes del municipio que lo vió nacer, crecer y desarrollarse profesionalmente.

Quienes convivieron con él, aman su arte y presumieron a la persona, al profesionista y prefieren el anonimato porque “honor a quien honor merece”; lo recuerdan como una persona extraordinaria que siempre vivió en la sencillez y a más de alguno que lo visitó en su estudio, recuerdan que se sentaba detrás de la ventana y mientras miraba el jardín decía que a él le gustaba hacerlo, porque por ahí siempre pasaban dos personas: “la muerte y la inspiración”.

Esa inspiración en muchas ocasiones vino de los irapuatenses que vio crecer al paso del tiempo detrás de esa ventana. Oropeza también fue amigo del maestro y pintor de talla internacional Antonio González. Oropeza y González mostraron al mundo sus obras en Bellas Artes en la exposición “Pintores del Bajío”. González en el 2013 falleció de un infarto al corazón.

Oropeza tenía varias técnicas mismas que logró tras convivir y compartir experiencias con Salvador Almaraz, Dolores Aguilera, Ramón Gallardo, Anselmo Martínez y Armando Sandoval. En los municipios de Irapuato, San Miguel de Allende, Acámbaro y otros expuso de forma individual, así como en Michoacán, Estado de México y Guadalajara.

En el 2011 recibió en manos del maestro Rubén Pérez Vargas del Círculo Cultural Irapuatense la presea “Marquitos” por su trayectoria en las artes visuales; ambos se respetaban y admiraban por lo que representaba cada uno. En febrero del 2016 Pérez Vargas, impulsor de las artes a los 76 años perdió la batalla contra el cáncer.

Oropeza ese mismo año fue nombrado promotor cultural en el tercer festival de la fresa en Irapuato.

Al pasar del tiempo, José Oropeza López comenzó con problemas de salud, se supo de ellos hasta que familiares en redes sociales en el 2018 solicitaron a la sociedad adquirir las obras del maestro porque se encontraba delicado de salud. 

“”A todos mis amigos  les presento a uno de los mejores pintores mexicanos ! El maestro JOSÉ OROPEZA . Nacido en la ciudad de Irapuato Guanajuato . Con más de 50 años dentro de la pintura , él se encuentra delicado de salud y necesita el apoyo de los irapuatenses, lo podemos ayudar adquiriendo alguna obra o aportación voluntaria . Directa con el maestro ! El se los agradecerá mucho”, postearon en redes sociales.

Nunca estuvo solo, siempre estaba rodeado de sus familiares y seres queridos, aunque “poco a poco fue perdiendo su movilidad” recuerdan con tristeza.

Su última exposición fue en la inauguración del CREA (Centro Cultural de Irapuato), en la exposición colectiva con Salvador Almaraz y los nuevos y jóvenes talentos. El centro hoy es dirigido por Vidal Berrones.

Oropeza ha dejado su huella en las pinturas e  inmuebles históricos en Irapuato, ello lo atestiguan los dos murales en el Museo de la Ciudad: “La Planta Fina”, el “Bifacial Centenario y Bicentenario”, los cuadros en las iglesias de San Juan Bosco, así como la Sagrada Familia; el cuadro de Zapata que da vida al despacho del alcalde en la presidencia municipal.

La madrugada de este 13 de febrero, el maestro José Oropeza López falleció, esta siendo velado en la funeraria San Pedro.

Oropeza hoy se encuentra con el maestro y pintor Raúl Zárate, Antonio González y Rubén Pérez Vargas, todos tenían algo en común: el amor por el arte y por Irapuato.

FOTOS: VIDAL BERRONES