Ante violencia y matanzas, estrategia de seguridad debe modificarse: Diócesis de Irapuato

Ante violencia y matanzas, estrategia de seguridad debe modificarse: Diócesis de Irapuato

19 enero, 2020 Desactivado Por Redacción

19 de enero de 2020

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- Ante los crecientes hechos de violencia y las matanzas en Guanajuato, la sociedad se siente a merced del crimen, por lo que se deben revisar las estrategias de seguridad, que parecen no estar funcionando, reconoció el obispo de Irapuato Enrique Díaz Díaz.

Durante su mensaje dominical, el obispo indicó que al platicar con los feligreses en la zona correspondiente a la diócesis de Irapuato (9 municipios) se puede notar que el miedo es creciente entre la población, ya que se siente completamente indefensa ante la delincuencia.

“Creo que la inseguridad es consecuencia de varias esclavitudes: nos hacemos esclavos del dinero, del poder, del placer, nos sentimos dueños y al sentirnos dueños queremos someter a los otros, las consecuencias son negar la dignidad de la persona y el miedo doblega y someten tenemos que ir a la raíz de los acontecimientos”.

“Es difícil a veces juzgar de las estrategias; en el sentir del pueblo, lo que yo escucho es que estamos desprotegidos, no sentimos la estrategia o no está funcionando la estrategia; nos sentimos a merced del crimen y sí se tienen que revisar las estrategias a menos que se tenga algo como estrategia que se maten entre criminales o puedan acabarse entre ellos, pero esto ha repercutido en la inseguridad y en el miedo de la ciudadanía”.

 Reconoció que hay muchas esclavitudes modernas hacia temas económicos, políticos e incluso de la delincuencia, pero el obispo de Irapuato enfatizó que no se deben lanzar culpas sino asumir las responsabilidades en la grave situación de inseguridad que se vive.

“Frente a la situación que estamos viviendo todos renegamos, todos echamos culpas pero pocos reconocemos cuál es nuestra culpa. Esta semana escuchamos que la federación le echaba la culpa al estado y el estado a la federación, todos nos echamos culpa pero esta situación ha llegado por responsabilidad de todos, de la federación, del estado, del municipio, de la familia, de la iglesia; tenemos que reconocer nuestras culpas y llevar del reconocimiento a la corrección y al cambio”, finalizó.