Frenar odio y fractura social, principal reto en 2020: Diócesis de Irapuato

Frenar odio y fractura social, principal reto en 2020: Diócesis de Irapuato

2 enero, 2020 Desactivado Por Redacción

02de enero de 2020

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- El principal reto que se tiene en este año 2020 que inicia, es frenar el creciente odio y fractura social que se puede notar en las redes sociales y apostarle a la reconciliación, señaló el obispo de Irapuato Enrique Díaz Díaz, quien también enfatizó la urgencia de tener una mayor conciencia ecológica y de cuidado del medio ambiente.

“Yo espero y le apuesto a que podamos seguir reconstruyendo una sociedad que ante la necesidad, sea más fraterno, que ante los grandes retos y los graves problemas entendamos que el enemigo no es el que está a mi lado; tenemos muchas cosas que nos van dañando y tenemos que unirnos y nuestro trabajo será eso”.

“Si veo que hay a partir de las redes sociales mucho odio, mucho insulto, mucha agresión, cosa que no veo en la realidad; podemos convivir relativamente en paz pero en las redes sociales si hay una exageración de ese odio, tendremos que cuidar que no se pase de los límites de esas redes sociales, porque en el anonimato, donde no sabemos quién está enviando ese mensaje, se dicen muchas cosas; debemos seguir construyendo y apostando a la fraternidad, si es difícil construir un país si todos trabajamos, es mucho más difícil hacerlo si estamos divididos”.

El obispo Enrique Díaz subrayó que la reconciliación nacional es prioritaria, pero al mismo tiempo, se debe atender el tema de la ecología y el cuidado del medio ambiente.

“La paz como un camino de reconciliación de la comunión fraterna para detener la espiral de violencia y construir un camino de fraternidad, la paz como un camino de conversión ecológica. A estos días nos dicen de la mala calidad del aire, nos quejamos pero seguimos contaminando y haciendo las mismas cosas: nos enojamos, renegamos pero no nos reconciliamos, no pensamos en esta casa común que es la tierra y pensamos lo que le vamos a dejar a estas generaciones futuras, sería otra nuestra actitud”, indicó el obispo de Irapuato Enrique Díaz.