Histórico: dan 125 años de cárcel a secuestrador de Salamanca

Histórico: dan 125 años de cárcel a secuestrador de Salamanca

29 diciembre, 2019 Desactivado Por Redacción

29 de diciembre de 2019

Salamanca, Gto. (Opinión Bajío).- La Fiscalía General del Estado ha obtenido una ejemplar sentencia de 125 años de prisión en contra de Armando alias “El Cabezón”, declarado culpable del delito de secuestro agravado en agravio de 2 personas, en hechos ocurridos el pasado mes de febrero en la ciudad de Salamanca.

Derivado de una denuncia, la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Alto Impacto, llevó a cabo las indagatorias con pesquisas técnicas y de inteligencia, y trabajo de campo, apoyado con los peritos analistas, con lo que fue posible esclarecer los hechos delictivos.

Se estableció que la noche del 25 de febrero de 2019, varios sujetos privaron de la libertad a dos víctimas y exigieron una millonaria suma de dinero a la familia a cambio de su libertad, por lo que éstos decidieron denunciar ante el Ministerio Público, dando así inicio a la investigación especializada.

Como resultado de las pesquisas, se identificó y ubicó a uno de los partícipes del doble secuestro, por los que elementos del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) de la Agencia de Investigación Criminal de esta Fiscalía, desplegaron un operativo que culminó con la captura del imputado, identificado como Armando “N”.

Al ser llevado al Juzgado de Oralidad y ser vinculado a proceso, la causa penal llegó a su etapa de juicio oral, donde el agente del Ministerio Público especializado en Litigación aportó las pruebas que permitieron que en audiencia final, el Juez lo declarara culpable de los delitos de secuestro agravado, dictando una ejemplar sentencia de 125 años de prisión que deberá purgar recluido en el CeReSo de máxima seguridad del estado.

El culpable no gozará de ningún beneficio contemplado en la ley, por lo que además debe cubrir u una multa y el pago de reparación del daño.