Inseguridad en el país ha frenado obras hídricas, reconoce directora nacional de CONAGUA

Inseguridad en el país ha frenado obras hídricas, reconoce directora nacional de CONAGUA

26 noviembre, 2019 Desactivado Por Opinión Bajío

26 de noviembre de 2019 

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- La inseguridad que priva en gran parte de México, ha impedido que la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) realice obras hidrícas en varias zonas e incluso licitaciones han quedado desiertas porque las empresas no quieren participar, debido a que sus trabajadores correrían peligro, reconoció la directora de la institución Blanca Jiménez Cisneros.

Durante su mensaje en la XVIII sesión de la Cuenca Lerma-Chapala, la funcionaria federal admitió que la inseguridad ha afectado la labor de la dependencia a su cargo, al grado que incluso el personal se niega a ir, debido a los altos índices de violencia.

“Si me doy cuenta que si no se serena primero este país, la CONAGUA no va a poder entrar a muchos lugares, no tenemos ingenieros que luego no quieren trabajar en algunos lugares, no tenemos empresas que nos estén agarrando licitaciones, ahorita estamos rehabilitando cerca de 69 presas en todo el territorio… hicimos licitaciones y hubo lugares donde se nos quedaron desiertas por el monto del proyecto, por la inseguridad en el territorio, no hubo quien le quisiera entrar; entonces necesitamos primero tener serenidad, eso es una cosa muy importante”.

Ante el gobernador de Guanajuato Diego Sinhue Rodriguez Vallejo, alcaldes y representantes de todos los estados de la Cuenca Lerma-Chapala, dijo que es falso que el agua sea un tema que en el futuro generará conflictos, sino que al contrario, afirmó generará cooperación.

“El agua no es un tema de conflicto, que mucho se ha presentado por muchas ONG e incluso gente de gobierno y de la sociedad en general que ya se vienen las luchas por el agua; hay estudios que demuestran que muchas más veces se coopera por el agua, que lo que se pelea”, afirmó.

Actualmente están rehabilitando alrededor de 69 presas en el país porque desde que se construyeron no se les hizo nada, dijo, y hay algunas licitaciones que se han tenido que declarar desiertas porque nadie quiere trabajar en dichas zonas. Aunque no especificó cuáles y en que estados.