Prospectiva, la columna de Gerardo Mosqueda. 11 de noviembre de 2019

Prospectiva, la columna de Gerardo Mosqueda. 11 de noviembre de 2019

11 noviembre, 2019 Desactivado Por Redacción

11 de noviembre de 2019

De brazos abiertos.

¿Cuantas muertes de personas inocentes?

Octubre fue el mes con más crímenes dolosos en la historia moderna de nuestro país, no es deseable pero parece que las autoridades se han acostumbrado a dar explicaciones, el poder ejecutivo sigue sin comunicar una estrategia mientras familias completas, mamás, niños, bebés son objetivo de las venganzas de sicarios que han perdido el alma, incapaces de reaccionar con la sensibilidad de un ser humano.

Matar con la mayor bestialidad, impunidad, soberbia… se han agotado los calificativos pero las autoridades no reaccionan, a ninguno de los niveles de gobierno, no es un tema de prioridad en las agendas de trabajo de las autoridades, les toma todo el tiempo en disculpar y justificar, después de eso lo que hacen es explicar que están “trabajando” en lo que va a venir… (Pero que no llega)

Los ciudadanos que participan en los consejos de seguridad terminan las juntas preguntándose si habrá solución en el corto plazo… sin respuesta, sin recursos, sin estrategia, sin esperanza.

Mientras las autoridades legislativas se debaten en confrontaciones corruptas como las del senado de la república, es decir, donde se deciden los asuntos de la unidad del país… 116 senadores decidiendo quién sea la persona que dirija la comisión de derechos humanos del país. MORENA y su coordinador Monreal instrumentan como una militante de ese partido sea la nueva presidente de la comisión de derechos humanos… aunque sea con fraudes electorales: votan 116 pero contabilizan 114 con tal de que se logre la mayoría calificada… ahora la pelea es si se podrá reponer el procedimiento.

Es tiempo de ver la perspectiva desde la sociedad, las autoridades políticas de nuestro país, empezando por el presidente López, ha defraudado a los mexicanos, los presupuestos manipulados sin importar cuántos mexicanos mueran hoy por la falta de medicamentos, los programas sociales manipulados sin importar la política social y el combate a la pobreza, que crece de manera constante, mientras el recurso está convertido en dádivas a cambio de votos, la infraestructura para el desarrollo no importa al poder ejecutivo, tendremos un año perdido para el desarrollo económico del país.

Identifico en espacio de esperanza en la participación de la sociedad, en su capacidad de organización y de visión de largo plazo. Mucho más allá de la dinámica trianual o sexenal de los gobernantes y legisladores. Una sociedad con valores que cuestione a las autoridades y sea copartícipe en las decisiones que afectan a todos los mexicanos.

Me gusta la convocatoria de los laicos, es decir, ciudadanos que se organizan para actuar con visión a largo plazo y con interpretación en el pensamiento social cristiano, partiendo de la acción solidaria con los que menos pueden, con los que menos tienen y con los que menos saben.

Esta línea de pensamiento no es la del gobierno mexicano que está buscando consolidar posiciones de poder al precio que sea.

El desarrollo es el nuevo nombre de la Paz. Parece que fuera nueva esta afirmación que deriva de la comprensión del papel de los laicos en la sociedad moderna y aunque el contexto de esta afirmación tiene cincuenta años no ha dejado de ser una exigencia actual.

Se gesta una acción concertada desde la sociedad y para la sociedad partiendo del pensamiento social cristiano conocida como laicos de brazos abiertos. Una idea esperanzadora y con mensajes congruentes que podrían recuperar el, ánimo de los mexicanos.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato