Exigen salmantinos freno a violencia; piden revocar mandato de alcaldesa Beatriz Hernández

Exigen salmantinos freno a violencia; piden revocar mandato de alcaldesa Beatriz Hernández

10 noviembre, 2019 Desactivado Por Opinión Bajío

10 de noviembre de 2019 

Salamanca, Gto. (Opinión Bajío).- “¡No es justo que más inocentes estén perdiendo la vida; ésta señora (Beatriz Hernández Cruz) se está haciendo de la vista gorda y los malos siguen libres, esparciéndose entre nosotros!, ¿con que seguridad vamos a salir a las calles y que les depara a nuestros hijos?”, fue el reclamo de una ciudadana frente a la Presidencia Municipal, al momento de “clausurarlo” de forma simbólica, ante la irrefenable ola de inseguridad.

“vuelvo a preguntar, ¿que haría (la alcaldesa) si una bala perdida le tocara a su madre?, porque hoy una niña se quedó sin ella y gente inocente, trabajadores y ella no hace nada, ni siquiera ha dado la cara, no se vale”, señaló la mujer al colocar una cartulina tras la marcha por Alma Soledad, mujer asesinada por una bala perdida y pidieron la revocación de mandato de la alcaldesa, porque “no pudo y no quiso” con la seguridad que prometió.

Los niños no son ajenos a la inseguridad: “la otra vez estábamos jugando fútbol en un parquecito y se empezaron a escuchar unos balazos y nos metimos a la casa corriendo todos espantados, ya ni podemos salir a la tienda a comprar ningún dulce a comprar nada con el miedo de que nos roben, de que nos maten, de que empiece una balacera”, dijo entre lágrimas un menor quien también marchó acompañado de su madre.

A la marcha “Por Alma Soledad” -mujer que murió por una bala perdida en el ataque contra varios trabajadores en el bulevar Clouthier que dejó un saldo de 3 personas muertas- fue convocada por un amigo de Alma y al que asistieron cerca de 60 personas. “Les ganó el miedo”, señalaron, mientras caminaron silenciosamente entre las calles, solo dos gritos de “justicia para Alma y los inocentes” se escucharon.

Salieron del estadio de la sección 24 y llegaron hasta la entrada de la presidencia municipal, ahí una mujer colocó una cartulina en la puerta principal con la leyenda “no pudiste y no cumpliste” y pedían la revocación de mandato de la alcaldesa; colocaron una cinta canela clausurando simbólicamente la presidencia municipal; ninguna autoridad municipal los atendió, pero si funcionarios públicos del municipio estuvieron en todo el proceso de la marcha, a distancia tomaban fotografías de los asistentes y reportaban lo sucedido.

Ciudadanos “molestos y cansados” porque la inseguridad cada día se agudiza, externaron su sentir: un doctor denunció que están extorsionando a las clínicas de la entidad y propone a la ciudadanía no se paguen los impuestos municipales, estatales y federales porque no les dan seguridad.

“Cada vez sufrimos más extorsiones, más delincuencia; nos piden que paguemos cuotas. Entonces no vamos a pagar impuestos porque no nos ajusta para pagar a todos, ellos tienen la obligación de protegernos y no lo hacen; entonces no paguemos los impuestos. Hay clínicas que ya les están pidiendo su cuota”, indicó el médico Pedro Vidal

El mensaje fue claro a todos los políticos, “muy bien les pagan a todos los políticos tienen que cumplir con su obligación; ya estamos hartos de políticos que no hacen nada, que no se hacen responsables todos: estado, senadores y no estamos pagados por nadie, no venimos pagados por nadie , venimos porque tenemos dolor de esta Ciudad, ya basta del dolor que se vive”, puntualizó otro ciudadano.

“Ayer la presidenta estaba en una fiesta feliz y contenta, no le duele nada y nosotros encerrados, se acabó Salamanca, nuestras calles no las disfrutamos, no podemos salir, que se vaya, revocación de mandato que se vaya, no pudo. En este jardín lo juró, no hizo nada, que se vaya, adiós. No pudiste Beatriz, Salamanca no te necesita, no te quiere, no podemos más, no somos nosotros los delincuentes para vivir encerrados, basta. Ella si disfruta, si goza, anda en una camioneta pagada por todos nosotros, con guardia especial y nosotros  ¿Qué? a la voluntad de Dios” dijo otra ciudadana quien en la marcha se cubrió el rostro por temor a represalias.

Otro ciudadano que llegó al jardín, expuso: “el reclamarle a la alcaldesa es parte de seguir un juego que hemos caído, a nivel nacional y aquí se ve que el gobierno está rebasado; no creo que la presidenta, ni el gobernador, ni el presidente de la nación tengan alguna respuesta o solución, los que deben de tomar acciones somos nosotros, buscar hacer esto cada vez más”; incluso dijo que son las familias las que deben de tomar acciones: “no siempre vamos hacer los borregos que siempre hemos sido, reclamando cuando ya elegimos, aquí no tenemos que reclamar nada, planear nuestro voto a tres años, ahorita no hay nada que hacer”.

El organizador de la “marcha por Alma Soledad”, afirmó que fue el “miedo” el que no dejó salir a la ciudadanía a las calles a manifestarse “y que vayan a tomar como represalias”, pero invitó a la gente que exponga lo que siente. Resaltó que fue una marcha de paz, sin daños a terceros. “La marcha fue por mi alumna de 25 años en el gimnasio y a diario convivía con nosotros y nadie pensaba que iba ser la última vez que se despidió, su hija va con mi hija en la escuela”.

También acudió Coral Valencia, excandidata a la alcaldía por el PRI quien dijo que asistió como ciudadana: “nos duele mucho lo que está sucediendo, ya basta que Salamanca esté abandonado que la delincuencia llegue y se concentre aquí y nos ataquen o nos toque a gente que decidimos hacer el bien; lo digo porque ya me asaltaron a mano armada, me quitaron el vehículo, iba con mis hijas, la impotencia que se sentí ver hombres armados, encapuchados apuntándoles a mis hijas”.

Cabe señalar que la violencia en Salamanca se ha agudizado hace años, el número de muertes violentas se han incrementado. En el 2018 asesinaron a 375 personas, y de enero al presente mes han ejecutado a 423 personas; en los primeros nueve días de este mes han matado a 31 personas.

A las ejecuciones se le suman los asaltos a mano armada, extorsiones a comercios y que por estos comercios siguen cerrando, para no exponer más a sus clientes y empleados.