Prospectiva, la columna de Gerardo Mosqueda. 17 de septiembre de 2019

Prospectiva, la columna de Gerardo Mosqueda. 17 de septiembre de 2019

17 septiembre, 2019 Desactivado Por Opinión Bajío

NOS ENTENDEREMOS A GRITOS…

Estimado amigo si usted está de mal humor en pleno puente septembrino… tómelo con calma, a fin que estamos en un fin de semana largo y se alcanza a digerir despacio de toda clase de noticias… hasta las buenas noticias.

Usted había entendido mal cuando el presidente dijo que no habría nuevos impuestos, que no subirían los servicios que vende el gobierno, que no se toleraría la corrupción y así sucesivamente con cada intervención que tiene ante un micrófono el presidente.

Lo que pasa es que usted no pone atención cuando habla el presidente y luego se confunde.

No, el presidente… no se confunde el así es.

Quien se confunde es usted. Le explico: si usted tiene que pagar más caras las casetas de carretera desde ayer… es que subieron todas las cuotas de casetas carreteras que cobra el gobierno, las que son concesionadas subirán en el transcurso de unos días, no muchos, el presidente lo que quiso decir es que mientras estaba hablando del tema no subirían los precios de los peajes… pero después sí.

No es que tengamos un presidente mentiroso, es que él es así; un día dice una cosa y otro día dice la contraria y así sucesivamente. Por esta sinrazón es que usted debe entender que si su director de comisión federal de electricidad no encuentra cómo explicar su millonaria fortuna, este director no se debe preocupar porque el presidente no le ha pedido que explique nada… así que este funcionario y todos los demás no se deben de preocupar, para él presidente de México no es necesario que expliquen cómo con un sueldo de funcionario público se puede tener una fortuna en bienes inmuebles y un patrimonio que puedan gozar hasta su quinta generación.

Cuando el presidente dice: ya terminé con la corrupción, es que la corrupción ya terminó y punto.

Cuando dice que los delincuentes estarán pendientes de que sus mamacitas no estén preocupadas y dejarán de delinquir… pues así será… aunque los comandantes de las fuerzas armadas estén que revientan porque esa decisión del presidente ha costado vidas de elementos de los fuerzas armadas y los mantiene en alto riesgo con la instrucción de que no reaccionen a las agresiones que reciben en pleno ejercicio de sus responsabilidades.

La realidad, que es más entendible que los discursos del presidente, está volviendo los asuntos que le importan a los mexicanos a su dimensión objetiva.

La sociedad, que es buena, así como el pueblo que es bueno… estamos hablando de las mismas personas, solo que en la dialéctica primitiva, el presidente prefiere llamarle pueblo a los mexicanos que reciben el beneficio de los donativos que hace tomando los recursos de los ingresos fiscales, es decir, de los impuestos que pagan los mexicanos que están dados de alta en el sistema de atención tributaria. Los demás son conservadores y todos los conservadores son adversarios del presidente.

Con esa lógica tendríamos que preguntarle al presidente: ¿Los narco delincuentes son pueblo? Entonces es bueno y sagrado hay que tratarlos con respeto, aunque estén matando a miembros de la fuerza de orden del país y tantas desgracias que leemos todos los días, como consecuencia de la impunidad con la que operan los delincuentes en nuestro país.

Los estudiantes de educación básica de nuestro país ahora tendrán que aceptar las condiciones que establezca el sindicato magisterial porque aunque no se han acordado las leyes reglamentarias en la cámara de diputados, el presidente ya anunció que fueron aceptadas todas las condiciones que puso el SNTE… ¿se le olvida al presidente que las leyes reglamentarias se votan en la cámara de diputados? No lo sé. No lo estamos diagnosticando, pero anuncia como acordado lo que no se ha agendado en la cámara. A menos que siga pensando que la cámara de diputados es igual que su secretaria de asuntos legislativos…

Por estas y muchas otras razones es que la sociedad de todos los estratos sociales hoy se organizan para manifestarse a gritos en un centenar de ciudades de México y de Estados Unidos. Para decirle al presidente ASÍ NO.

Lo que pasará este fin de semana es un movimiento de decenas de miles de mexicanos que con nueve meses ya tienen suficiente para no tener que seguir advirtiendo disparates, ocurrencias, incompetencias, mentiras.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato