“Comandante Emilio” Acusado de secuestro de mujer se dice inocente

“Comandante Emilio” Acusado de secuestro de mujer se dice inocente

28 mayo, 2019 Desactivado Por Opinión Bajío

28 de mayo de 2019

Valle de Santiago, Gto. (Opinión Bajío).- Raúl Julio Escobar Poblete “El Comandante Emilio”, aunque dijo que no era una “blanca paloma” por su pasado, se declaró inocente del secuestro de la franco-americana en San Miguel de Allende y denunció supuesta fabricación de pruebas en su contra y tortura por parte de policías ministeriales.

Escobar Poblete fue detenido en San Miguel de Allende el 30 de mayo del 2017 , después que un taxista denunció tener miedo porque lo perseguí una camioneta, luego que fue contratado para llevar un paquete a un restaurante por el cual le pagó 500 pesos, pero al ver lo seguían se detuvo en la gasolinera donde reportó a policías municipales el hecho. Al abrir el paquete encontraron el dedo de una mujer franco-americana que tenían secuestrada desde hace 3 meses y por el cual pedían 1 millón de dólares, en la caja encontraron tres cartas, una en Inglés, otra en francés y una amenaza.

Ahí según la autoridad, habrían detenido a Raúl Julio Escobar Poblete por presunto secuestro, aunque él no fue quien contrató al taxista.

Durante las salas de el Poder Judicial a un costado del Cereso 1000 de Valle de Santiago, Escobar narró su versión de los hechos del 30 de Mayo del 2017 cuando fue detenido, en la misma negó estar vinculado con el secuestro del que es acusado, aunque dijo no ser una “blanca paloma” por su pasado, le quieren atribuir este delito.

El chileno tiene 20 años viviendo en México bajo la identidad de Ramón Alberto Guerra Valencia, según dijo “por seguridad”, debido a que el Servicio Secreto lo buscaba.

“El Comandante Emilio” también era buscado por la Interpol por planear y ejecutar un atentado contra el senador Javier Guzman en el país de Chile en abril de 1991 y liderar el grupo armado de izquierda radical en Chile, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Tras describirse como un “luchador social”, explicó que vivía de los recursos que ganaba por rentar su casa y de una tienda de muebles de decoración en el centro de San Miguel de Allende y afirmó que fue objeto de “tortura” a la que ha sido objeto por parte personal de la Fiscalía General.

Aseguró que durante 10 meses estuvo incomunicado en el Cefereso de Ocampo, que no dejan entrar a su abogado y denunció que un fiscal  lo ha amenazado de “ir contra su familia” si no se declara culpable, “violando los principios de igualdad”.

Dió su versión de que no fue detenido en la gasolinera como alega la autoridad, si no metros antes de llegar al puente Bicentenario y que los horarios en que sus pertenencias (entre ellas un celular) estaban decomisadas por las autoridades, no coinciden con las llamadas que se hicieron relativo al secuestro. Por ello, dijo que esas afirmaciones son un invento e insistió en que fue objeto de maltratos.

Al estar recluido en el Cefereso de Ocampo, afirmó que un dictamen médico avala que estaba golpeado, incluso presentó queja en Derechos Humanos de la cual le hicieron una recomendación al Fiscal General Carlos Zamarripa, que fue aceptada.

Los malos tratos siguieron, explicó que lo tuvieron incomunicado por meses.

En la audiencia negó que la casa a nombre de su hijo que compró en el 2016 la hayan usado como “casa de seguridad”,  porque incluso hasta el 28 de mayo la tenía rentada. Negando que las imágenes de una base de cama la hayan usado como reja de cárcel”, “es un montaje. Como vamos a demostrar algo que no es verdad”

El comandante Emilio no quiso contestar preguntas de la Fiscalía.

La juez Gloria Esther Hernández finalmente impuso dos multas al abogado de Escobar por llegar tarde de más de 5 mil pesos y le advirtió que de llegar otra vez tarde la multa se incrementará