Prospectiva, la columna de Gerardo Mosqueda. 8 de abril de 2019

8 abril, 2019 Desactivado Por Opinión Bajío

08 de abril de 2019

…como te explico.

Hace un mes todos los medios de comunicación nacionales y muchos internacionales, especialmente de los países que tienen importante intercambio comercial, no solo los Estados Unidos; daban cuenta del ajuste en la calificación de PEMEX, la empresa productiva más endeudada de nuestro país. Hasta tuvimos que leer los disparates de senadores de MORENA, el partido del presidente López, proponiendo que se legislara sobre la existencia de las empresas calificadoras, cuestionando las metodologías y por supuesto, descalificándolas por no tener en cuenta el esfuerzo del gobierno por combatir la corrupción… combate en la versión del grupo político en el poder; que no difiere de los grupos políticos en el poder anteriores.

Podríamos haber pensado que el tema sería “flor de un día” y que como casi todas las intervenciones del presidente, en las sesiones mañaneras, no pasaría de una más de sus divagaciones y el acumulado de desaliento de la sociedad mexicana, es decir, del pueblo mexicano (perdón, pero yo si me refiero a la misma sociedad y al mismo pueblo: el mexicano).

El presidente no está enterado que no está enterado… para que sirve una calificadora bursátil o financiera, una institución que evalúa la calidad o la competitividad… para que sirven las instituciones (las que tantas veces “ha mandado a volar”).

En menos de treinta días ha mandado a volar a las propias instituciones financieras del gobierno mexicano, a las instituciones financieras del país y sus diagnósticos de las finanzas de México.

El  tema es el PRONÓSTICO DE CRECIMIENTO.

DURANTE DÉCADAS SE HAN INTEGRADO ANÁLISIS ECONÓMICOS Y FINANCIEROS DE NUESTRO PAÍS PARA PODER CONSTRUIR UN INDICADOR QUE PERMITA A TODOS TENER UN REFERENTE CONFIABLE PARA LAS DECISIONES DE INVERSIÓN, PARA LAS TASAS INFLACIONARIAS, PARA LAS OPERACIONES EN MONEDA EXTRANJERA.. PARA DEFINIR LAS POLÍTICAS DE REGULACIÓN DEL COMPORTAMIENTO DE LA ECONOMÍA Y LAS FINANZAS TANTO PÚBLICAS COMO PRIVADAS DEL PAÍS.

Que grave es que un presidente no esté enterado que no está enterado, que no escuche a los cercanos de su equipo ( los que sí saben y están enterados de que sí saben) Y QUE SALGA ANTE LOS REPRESENTANTES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN A DESCALIFICAR A LOS PROPIOS FUNCIONARIOS DE LA SECRETARIA DE HACIENDA O DEL BANCO DE MEXICO.

La junta de gobierno del Banco de México decidió comunicar que hizo un ajuste en el pronóstico de crecimiento de la economía del país. La secretaria de hacienda también reconoce que debe hacerse un ajuste a la baja en el pronóstico de crecimiento, todos los expertos en estas materias proponen, recomiendan, asumen que debe hacerse un ajuste a la baja en el pronóstico de crecimiento… es decir, la economía del país no crecerá más del 1.7% del PIB.

EL PRESIDENTE LÓPEZ DICE QUE TODOS SE EQUIVOCAN, QUE DEBIERON PRONOSTICAR MÁS… “se vieron muy conservadores ““vamos a crecer más, yo sé lo que les digo, yo tengo otros datos “…

¿En verdad el presidente López tiene otros datos? Es decir ¡tiene otras fuentes de información más confiables que las instituciones financieras y económicas del país y muchas otras extranjeras que también analizan nuestros indicadores!

Negar, divagar, volver a negar, volver a divagar y así sucesivamente… es como se hace gobierno en nuestro país… mientras se sigue deteriorando nuestra economía, el presidente sigue sin entender que no entiende y mientras se consumen los ingresos fiscales en programas que no generan empleos productivos, permanentes, estables, es decir, que permitan ver que habrá crecimiento económico… precisamente para que los pronósticos de crecimiento sean convincentes hasta para los niveles de ignorancia, como los del presidente o de irresponsabilidad como su equipo de trabajo que prefieren que su jefe afirme y sostenga barbaridades en vez de corregir.

Qué pena presidente, los datos que usted tiene sobre el crecimiento económico del país, no son confiables, sus otras fuentes de información, lo engañan.

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato