Prospectiva, la Columna de Gerardo Mosqueda. 01 de abril de 2019

Prospectiva, la Columna de Gerardo Mosqueda. 01 de abril de 2019

1 abril, 2019 Desactivado Por Opinión Bajío

01 de abril de 2019

Entre Chairos y Fifís

Es muy probable que usted siga pensando que a pesar de las decisiones, mensajes inconsistentes y consultas sin sustento el presidente López sigue teniendo “un gran capital político “porque si está de gira en alguna carretera del país se para a comprar un helado y le piden tomarse una selfi, cree que puede seguir haciendo bromas con los miles de “memes” que se generaron por las cartas que les mandó al rey de España y al Papa Francisco.

Nuevamente recurrió al discurso improvisado y les pidió a los veracruzanos que estuvieron en su mitin; si estaban de acuerdo en que le contestara al presidente de Estados Unidos… digamos que hizo una consulta… lo que cada quien quiera entender. Para llegar, rápidamente, a la conclusión de que no le va a contestar al presidente Trump las acusaciones de que no está haciendo el gobierno de México todo lo que acordaron para detener las caravanas de migrantes centroamericanos. Pero la ameniza de cerrar la frontera por parte del gobierno d Estados Unidos está latente. Puede ser en cualquier momento de la semana. Con una nueva caravana en marcha y otras que se están anunciando en Honduras.

Lamentable que el presidente y todo su gabinete siga en la vorágine del activismo populista, ya le dio dos vueltas a los estados una antes y otra después de tomar posesión y siguen sin atenderse los asuntos del crecimiento del país. Es decir, los asuntos que tiene que ver con la modernidad de la educación, la actualización en los sistemas de salud, los estímulos a la inversión, las prioridades en Infraestructura, la balanza comercial, la entrada de lleno a los términos del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá.

Combatir la corrupción era el estímulo ideal para activar a la sociedad mexicana… pero resulta que todos los ejercicios de gasto e inversión pública, tienen por norma que las designaciones de contratos se hagan por invitación… es decir, menos transparencia que el sexenio anterior.

Por lo que se ve, los inversionistas privados nacionales o extranjeros, tendrán que trabajar con mayor creatividad, con mayor audacia, con mejores estrategias innovadoras para sustituir los huecos que está dejando en la inversión para el crecimiento la descoordinada actuación de los gobiernos, empezando por el gobierno federal que sigue sin resolver las prioridades en la infraestructura del país, convocando a acciones erráticas y propiciando polémicas y confrontaciones de identidad, de auto referencia.. Pero no de proyectos para el desarrollo del país.

A raíz de la rechifla en el estadio de béisbol la semana pasada y las cartas tan mencionadas se han presentado dos fenómenos, supongo que los estará evaluando la estructura de propaganda del presidente; una disminución, “en caída libre” del interés por los contenidos de las conferencias con medios de comunicación (las mañaneras) y una disminución aún más drástica en la auto referencia de los simpatizantes del presidente y los que el presidente llamaría “adversarios”. Es decir, en la narrativa política que está vigente hay un intenso manejo de medios para “arraigar la identidad” entre los mexicanos… hasta hace una o dos semanas el mensaje de polarización entre los ciudadanos parecía que estaba funcionando tanto para la agenda política como para el seguimiento de los objetivos estratégicos, como los que se plantearon en el foro de Sao Pablo… pero los perfiles de las encuestas recientes indican que los chairos ya no están tan satisfechos con esa identidad porque no les llega el dinero de los programas sociales ( es decir, no está claro cómo les van a recompensar por defender al presidente ) y cada vez está menos claro cómo es el combate a la corrupción.. En el discurso se dice una cosa y en la acción está sucediendo todo lo contrario. Los mexicanos que se asumieron como “fifís”, es decir, los que se asumieron como adversarios del presidente, están dejando de tener interés en las acciones del presidente para buscar opciones de solución a sus necesidades, ya no creen que el presidente López tenga idea de lo que debe hacer para el desarrollo del país.

Si las amenazas del presidente de Estados Unidos se concretan, el gobierno mexicano tendrá que pedirle disculpas a todos los que ha agredido con los discursos cargados de soberbia y de ignorancia tanto del ejecutivo como de sus voceros en los congresos y en su propio partido y sus satélites.

No es una nación dividida el mejor escenario para hacer frente a los retos de la seguridad, del crecimiento económico, la educación y las oportunidades de empleo productivo.

¿Alguien le podría explicar al presiente que la agenda de manipulación de la identidad se agotó?

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato