Temas partidistas no deben distraer del principal problema de Guanajuato, la violencia: Obispo de Irapuato

27 enero, 2019 Desactivado Por Opinión Bajío

27 de enero de 2019 

José Juan Ramírez 

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- Temas como la creación de otros partidos políticos no deben distraer la atención del principal problema que tiene el estado de Guanajuato, que es la violencia y la inseguridad, que se ha convertido ya en un signo de alarma, alertó el obispo de la Diócesis de Irapuato Enrique Díaz Díaz.

Luego de que hace unos días el activista y sacerdote Alejandro Solalinde cuestionara al PRI y al PAN y la creación de un nuevo partido calderonista, el obispo dijo que respeta su opinión, pero indicó que estos temas no deben desviar la atención de la grave problemática de violencia que azota Guanajuato, ya que por ejemplo, Salamanca en un sólo día tuvo 11 ejecuciones y en Irapuato fue asesinado el director del Centro de Comunicaciones (CECOM).

“Discutir sobre un nuevo partido en estos momentos nos distrae… de los problemas fuertes que tiene aquí nuestro estado que es la violencia, yo no veo caminos que solucionen ahorita la violencia, veo que todavía sigue. Las estadísticas pueden variar de un momento a otro de una semana a otra pero no podemos decir que vaya mejorando y seguimos viendo con preocupación los demás crímenes entre nosotros”.

El obispo Díaz Díaz indicó que lo que está ocurriendo en Guanajuato y sus municipios, con tasas cada vez mayores de violencia y salvajismo en las ejecuciones, es un signo de alarma que se agrava aún más cuando parece que nadie quiere asumir la responsabilidad en este tema.

“Es un signo de alarma constante y a veces, como he dicho antes, parecería que a nadie le toca y que nadie se hace responsable sobre el cuidado y la protección de la sociedad, es un derecho de la sociedad, el respeto a la vida… Decirle a quienes cometen estos crímenes que nunca la violencia nos va a dar felicidad, nunca denigrar  a otra persona nos va a dar felicidad; si han puesto en eso su felicidad siempre van a estar con el temer de ser perseguidos o ejecutados”, finalizó el obispo de Irapuato Enrique Díaz Díaz.