Linchamientos son muestra de hartazgo por falta de justicia: Obispo de Irapuato

Linchamientos son muestra de hartazgo por falta de justicia: Obispo de Irapuato

16 diciembre, 2018 Desactivado Por Opinión Bajío

16 de diciembre de 2018 

José Juan Ramírez

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- El linchamiento de una mujer que participó en el robo de una bebé, es la clara muestra del hartazgo social que priva por la falta de justicia, alertó el obispo de Irapuato Enrique Díaz , quien indicó que este tipo de actos no se pueden justificar.

“Creo que son expresiones muy duras, muy fuertes de un hartazgo social frente a la injusticia sentirnos importantes, cuando hay cualquier circunstancia que parecería puedo hacerme justica no vamos hasta el extremo y más si hay algún pretexto, y quedas un poco en el anonimato, en donde nos atrevernos a hacer muchas cosas… en la búsqueda dizque de justicia nos podemos exceder; me da tristeza que haya personas que roben un niño, es algo que no debería pasar, es algo que no debería suceder en nuestra sociedad, pero también es triste que quieran manejar la justicia en la propia mano, pero es consecuencia de la falta de justicia que vemos en la sociedad”.

Refirió que le ha tocado tener casos de linchamientos mortales en los cuales quienes los cometen, luego sienten el remordimiento y la pena, sobre todo cuando se agrede a alguien inocente.

“De ninguna manera podemos justificar un linchamiento… la venganza nunca va a conseguir paz y reconciliación, entonces si debemos estar atentos; estas uniones de vecinos que bueno que nos ayudemos y procuremos pero no nos dejemos llevar por la violencia y la venganza porque eso solo nos lleva a más violencia”.

A pregunta expresa sobre si existe riesgo de que los linchamientos se puedan generalizar y haya personas inocentes afectadas, el obispo Díaz Díaz consideró que si.

“El riesgo siempre existe, así como lo decía que en una comunidad lincharon a una persona que era culpable, en otra comunidad me consta quemaron a una persona siendo inocente y esos son los riesgos, de que alguien grite ‘el ladrón, el violador’ y en el afán de venganza, llegar a excesos. Creo que si debemos tener mucho cuidado que cuando se acuse a una persona se le dé oportunidad de defenderse, no nomás porque alguien dice que es culpable lo es y cuando es en turba se pierde el sentido de responsabilidad”, finalizó el obispo de Irapuato Enrique Díaz Díaz.